Hace bastantes años
cerrar los ojos

era un tiempo perdido,

ahora los cierro
para vivirlo.


Sin duda,

la blancura de estas páginas
recuerdan cada detalle,

sobre ellas copio
lo que me dicta tu silencio.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

TODO SIGUE COMO SIEMPRE

TODO SIGUE COMO SIEMPRE


Ya ves,
            todo sigue como siempre,
  
el humo de los tubos de escape
siguen dibujando escenas cotidianas
sobre el caliente asfalto,

el aliento de la ciudad
se desahoga por las alcantarillas 
entre los pies de una muchedumbre desordenada 
que recorre avenidas 
llenas de perspectivas y fracasos
en medio de un decorado publicitario
donde solo los números crecen y se multiplican,
los sueños no adquieren un rostro que los defina
yacen hechos añicos en un silencio nocturno.

En realidad
                   todo sigue como siempre,
  

triste banalidad de lo que permanece.