Hace bastantes años
cerrar los ojos

era un tiempo perdido,

ahora los cierro
para vivirlo.


Sin duda,

la blancura de estas páginas
recuerdan cada detalle,

sobre ellas copio
lo que me dicta tu silencio.

martes, 12 de mayo de 2009

VUELVE OTRA VEZ



Vuelve el terco despertar del sinsentido
a llenarse las manos
de arrugas pensativas,

vaciarse los ojos
de anochecida lepra.


Vuelve otra vez
esta sed nocturna
a levantar la copa
donde recoger
el encendido oleaje de los mares,


el rumor de unos versos
que recorren desesperadamente
desgastadas venas.


Vuelve otra vez
esta encrucijada de cenizas
a adormecer
encendidos espejismos en la piel.


Vuelve otra vez ...

esta siega de silencio
hundida en mi carne,

habitando mis días.



( Tal vez,
habrá un instante,

en que un bondadoso pañuelo
recoja mis horas de lluvia.)

EL RITMO DEL TIEMPO


En el aroma que deja toda ausencia
las imágenes se adueñan del ambiente
regresan
de los rincones más áridos de la memoria,

se adormilan en los ojos de la noche
los pringan de nostalgia,


( las frases no dichas
adquieren la importancia
que no deben )


lloran los abrazos nunca pronunciados
el eco de palabras posibles ...

y aunque tímidos destellos
te recorran

inútil será siempre.


El tiempo pasa
aunque quieras detenerlo


su ritmo
habrá huido para siempre.